Cuidado con las espigas y los perros

Con la llegada del buen clima, pasamos más tiempo al aire libre con nuestros perros, y como es lógico los peligros para ellos aumentan. No debemos alarmarnos, pero sí tener en cuenta ciertas precauciones que podemos tomar para asegurarnos de que pasamos unos meses de primavera y verano sin complicaciones.

Las espigas son abundantes tanto en zonas campestres como en parques urbanos. Son peligrosas porque las semillas que desprenden pueden clavarse en zonas sensibles como los ojos, la nariz o los oídos provocando diversas infecciones, inflamaciones, enfermedades tales como: otitis, úlceras corneales, etc.

Los perros de pelo largo son más propensos a este problema, pues su pelaje facilita la adherencia de las semillas. Por eso, si acostumbramos a pasear a nuestra mascota en lugares donde abundan las espigas, lo mejor es cortarle el pelo y hacerle una revisión después de cada salida. Y si observamos alguna espiga clavada, tendremos que llevarlo rápidamente al veterinario para que la extraiga cuanto antes.

Esperamos que la información los prevenga y pasen una buena temporada. Si quieren contactar al equipo de veterinaria GESPETFOOD, escríbenos a info@gespetfood.com y síguenos en nuestras redes sociales para más tips.

This Website uses its own and third-party cookies to improve your experience on our website as well as to analyze its web traffic. In addition, we share information about the user's use of the website with our social media and advertising partners. To continue browsing it is necessary to expressly accept the Cookies Policy that you can consult by clicking here.

Agree